miércoles, 28 de noviembre de 2012

San Bernardo de Claraval: Alquimia y Templarios

Hace tiempo que no escribo nada en el blog, espero que mis lectores me disculpen.

Hoy traigo uno de esos mitos alquímicos que permanecen ocultos entre la leyenda y la historia; se trata de San Bernardo de Claraval o Bernard de Clairvaux.

Este monje nació en 1090 en la Borgoña, y con su presencia la Orden del Císter se expandió por toda Europa. En plena época de cruzadas, fue patrón y uno de los inspiradores espirituales de la afamada y misteriosa Oden del Temple, al ser sobrino de André de Montbard, uno de los caballeros fundadores, que llegaría a ser el quinto Gran Maestre de la Orden.

Sin embargo, lo que nos atañe a nosotros, relativo al interés alquímico, es cierta leyenda que se cuenta relativo a su primera revelación.



De joven, San Bernardo se encontrada orando ante la imagen de una Virgen negra (prendida de un niño-Dios) en la iglesia de Saint-Vorles de Chatillon-ser-Seine, cuando un éxtasis le sobrevino al recitar el Monstra te esse matrem ("Demuestra que eres madre") de su letanía. Entonces, tres gotas de leche blanca manaron de los pechos, llendo a parar directamente a sus labios.

A esta historia, si bien tampoco difiere mucho en extrañeza de las leyendas contemporáneas, se le pueden adivinar atisbos alquímicos en su simbología. Ya sabemos por Fulcanelli que las Virgen Negra representa la Materia, de donde ha de surgir, dependiendo el momento de la Gran Obra, o bien el Mercurio Filosófico bruto, o bien la Piedra renacida, que no es otra cosa que este mismo Mercurio sujeto a un grado superior de cocción. En cualquier caso, ha de salir de esta Materia Madre una sustancia, pura, energética y llena de vida, tal y como lo es la leche materna, renacida, que puede alimentar al mismísmo Niño Dios, hasta hacerlo madurar. Ante el solo correcto requerimiento del Artista (representado aquí por San Bernardo), la Materia es capaz de donar el preciado Elixir, materia misma de la Luz Espiritual.

Con esto quiero demostrar, simplemente, que si nos atenemos a los mitos alquímicos y prestamos atención a la multitud de leyendas populares medievales de santos y demás, no nos costará mucho encontrar este tipo de relaciones, viendo como, de mano del Arte, los Misterios se dan la mano.

5 comentarios:

  1. Hola artefuego:

    Te estábamos extrañando, por otro lado es muy interesante lo que nos cuentas de San Bernando de Claraval, quien también es el creador de la oración a María que se titula "Acordaos":

    "Acuérdate, piadosa Virgen María,
    que jamás se oyó decir
    que haya sido desamparado de ti
    uno solo de cuantos han a acudido a tu amparo
    implorando tu protección
    y reclamando tu auxilio" ...

    ResponderEliminar
  2. Hola artefuego:

    Que ha pasado con el foro atanor?

    saludos

    ResponderEliminar
  3. completisimmente de acurdo herano, mira es mas yo traigo otro dato referencial muy conocido por todos y es el mentado "PADRE NUESTRO" analizalo bn y veras a que me refero cuando dicen "padre nuestro que estas en el cielo" habla de "algo" celestial que obviamente habita en los cielos y cuando dice "venga nosotros tu reino" nos esta hablando nada mas y menos k el rocio de primavera al igual k tu referencia de san bernardo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo que dices, nunca antes había prestado atención a esa interpretación que tú das. Pero por qué nó?

      saludos fraternos

      Eliminar
  4. Espero y deseo que alguien con claridad meridiana pueda simplificar, los escritos al químicos.

    ResponderEliminar