miércoles, 23 de mayo de 2012

Menstruos Filosóficos

Voy a hacer una pequeña aclaración con respecto a los Menstruos, es decir, sustancias que sirven para llevar a otras sustancias, en este caso, filosóficas. Hay mucha confusión al respecto, por lo que me gustaría hacer esta clasificación, por sintetizar un poco: los Menstruos pueden ser Atramentos (Atramentum) o bien Disolventes.

Los Atramentos sería todo aquello que sirve para extraer y asimilar una sustancia. Por ejemplo, el agua o el Espíritu del Vino es un Atramento, que pueden ser usados para extraer Azufres del Reino Vegetal.

Por otra parte, está el concepto de Disolvente que, siendo muy parecidos a los Atramentos, retrogradan y hacen fermentar a la materia en estudio. Es decir, disuelven filosóficamente, hacen que la materia vuelva a sus primeros orígenes, dejandola en un caos inespecífico y Universal. Estos, son más secretos y más interesantes desde el punto de vista alquímico, y pueden ser a su vez particulares o universales.

Los particulares podrían hacer fermentar a ciertos metales, sales, plantas o aguas; mientras que los universales, entre los que se contarían por ejemplo el llamado León Verde o el Espíritu de Vino de los Adeptos de Llull, serían capaz de poner en un estado de Nigredo a cualquier cosa que toque, dependiendo de la "fuerza" que tengan, claro, en mayor o menor tiempo.

El que un Menstruo sea un simple Atramento o todo un Disolvente depende de la "cantidad" de Espíritu Universal que "contenga."

Quede hecho el apunte.

sábado, 12 de mayo de 2012

El secreto de las patatas


Cuando por cierta técnica que conozco hago cambiar la naturaleza de la patata de vegetal a mineral, surge en su interior cierto cristal rojizo, a veces con mejor y otras con peor fortuna dependiendo de varios factores, que tiene maravillosas propiedades de índole medicinal (esta vez para ciertos metales) insospechadas por la mayoría. Como se trata de un proceso secreto pero alcanzable, no diré nada más que dar ánimos en que los interesados investiguen los secretos que guardan los tubérculos.

jueves, 3 de mayo de 2012

Un buen Laboratorio

Cualquier que desee alquimiar ha de procurarse de un buen Laboratorio. Este lugar, indispensable, es donde se practica el Arte, desde el comienzo hasta el fin de la Gran Obra. Pero en esta Ciencia tan sutil uno debe estar atento a muchas cosas.

Sobraría ahora ponerme a explicar los matraces o crisoles que debe tener un Laboratorio de Alquimia. Cualquier persona con un poco de astucia podrá encontrar los instrumentos necesarios para llevar a cabo su Vía; sin embargo, me gustaría hablar de las características a nivel Filosófico que debe poseer este espacio. Como pretendo dar unas directrices, y no una receta, lo que cuente aquí debe tomarse como una visión general del asunto, y no como un plano.