domingo, 29 de enero de 2012

Particular VS Universal

El sincero estudiante del Arte se habrá encontrado muchas veces ante una compleja tesitura: la Vía que sigo, ¿se trata de encontrar la auténtica Piedra Filosofal, o quizás es tan solo un Particular? Para intentar resolverlo, voy a enumerar el como alguien puede distinguir los caminos que va marcando la Naturaleza.

Muchos alquimistas, en sus libros, ofrecen miles de recetas: algunos, trabajando con metales, otros, con vino, con las más diversas sales, minerales, plantas, aguas, animales, orines, óxidos, sulfatos, carbonatos, etc., esperando encontrar el Rojo Cristal tras destapar un ennegrecido crisol o un sufrido matraz al rigor del fuego. De estas recetas es cierto que en muchos casos, y siguiendo a recomendados escritores, podemos llegar a fantásticas medicinas o incluso a transmutaciones, pero jamás a la Piedra auténtica.

miércoles, 25 de enero de 2012

Cuando practicar Alquimia, según el Picatrix


El Liber Picatrix es uno de los primeros grimorios de los que se tienen constancia. Fue escrito en el siglo X por el madrileño Maslama Abu l-Qasim con el título de Gāyat al-hakīm (El Objetivo del Sabio), y fue mandado a traducir al castellano y al latín por Alfonso X el Sabio, sobre el 1256. La temática de este manuscrito es básicamente la elaboración de talismanes, prestando especial atención al movimieto de los astros.

No voy a hacer aquí un análisis del libro, pues sería una cosa muy compleja y extensa; pero me gustaría comentar un detalle del que me dí cuenta, relativo a nuestro Arte. En el capítulo cuarto del primer tratado del libro, el autor recomienda esperar a que la Luna está en una posición favorable para realizar los diversos talismanes. Para ello, describe 28 casas astrológicas, cada una relacionada con cierta actividad. Sobre la tercera de estas casas, dice así:

domingo, 22 de enero de 2012

El lenguaje de los pájaros

Pongo este poema de Federico García Lorca, con el fin de que el refinado lector sepa apreciarlo. ¿Acaso alguien puede dudar del simbolismo hermético en estos bellos versos?

miércoles, 18 de enero de 2012

Igne Nitrum Roris Invenitur


Por el Fuego, el Nitro del Rocío se Encuentra
Nótese como la Sal, sublime y pura, escala por la pared del Vaso, de acuerdo a su Naturaleza Vegetativa, despierta ahora por el Fuego.

lunes, 16 de enero de 2012

Sal revivida


Cuando el artista desea usar cualquier tipo de sal puede obtenerla en su medio natural, o bien comprarla en el comercio y proceder a revivirla, siempre que sea necesaria para fines espagíricos.

Aquí, muestro como un poco de sal nitro disuelta en agua de lluvia y colocada en una simple vasija de cerámica destinada comunmente a contener helado atraviesa, con el paso de las semanas, la porosa pared de tierra hasta alcanzar su objetivo, que es aflorar, tal como se puede ver en las paredes de piedra de las bodegas, al otro lado.

Esta sal, preciosa y renacida, además de ser un fantástico ingrediente o primera materia para diversas cuestiones, parece ser un auténtico manjar para el ganado caprino, según lo atestigua una atenta observación de los lugares que lamen, cuando el pastor les deja, estos animales, los cuáles, quizás por ciencia infusa, saben apreciar el delicado valor de esta sustancia.

miércoles, 11 de enero de 2012

Aceites minerales, una auténtica medicina espagírica

De casi todos los minerales y sales se puede extraer  un aceite con propiedades medicinales, según el origen de este, si un artista aplicado practica con rectitud el camino del laboratorio. Ya hablé en otra ocasión del admirable Aceite de Tártaro, pero ahora me gustaría dar algunas pautas para generalizar el método.

Se pueden extraer aceites del antimonio, de la galena, de la marcasita, de la sal del tártaro, de la sal común, del azufre, del alumbre, etc., y aunque estos no intervengan para nada en la Gran Obra, nos deja toda una farmacopea yatroquímica con la que experimentar. Los aceites, si son preparados correctamente, son dulces y suaves, y no tienen propiedades malignas ni corrosivas, y se pueden tomar tanto internamente como aplicarlos exteriormente, con las debidas precauciones comunes, claro está.