viernes, 15 de julio de 2011

Un micro-alambique (aún más básico)

Buscando la máxima sencillez posible en mi aparataje de laboratorio, concebí el siguiente alambique, muy pequeño y que requiere un calor moderadísimo. Es excelente para destilar espíritus que sean muy volátiles, o para aceites que sean delicados. Su capacidad es pequeña, y su refrigeración ineficiente, pero es justo lo necesario para según qué trabajos.

martes, 5 de julio de 2011

Lo que es alquimia (Segunda Parte)

Si en el anterior artículo me centré en decir qué no es alquimia, quizás en este me deba centrar en decir lo que es, por simple contraste. Es una tarea ardua, pero intentaré expresarme lo mejor que pueda.

Los Filósofos del Fuego a menudo claman que su camino es espiritual, pero en el artículo anterior dejé claro que trabajamos con materias tangibles, con instrumentos (aunque sencillos y humildes) de laboratorio. ¿Cómo puede ser entonces que nuestras materias sean espirituales? Lo son por diversas causas, y la cosa se puede plantear como sigue. A menudo, se nos olvida a los que tratamos estos temas uno de los primeros preceptos del hermetismo; es aquel que representa al ouroboros, y que se puede resumir como una frase en griego: εν το παν, hen to pan, o sea, "todo es uno".

Lo que no es alquimia (Primera Parte)

Para ser alquimista, es necesario "salirse" del mundo
Es difícil definir qué es la alquimia sin faltar al Secreto Hermético. Quizás por eso, tan solo pueda expresar qué no es la alquimia, a fin de que el término quede lo más delimitado posible. Tal vez este artículo sea especialmente crítico, y muchos puede que no lo entiendan o no estén de acuerdo, pero así es como veo yo las cosas.

Me temo que esta entrega se va a tener que alargar varios artículos, por no hacerla muy pesada al entendimiento, dada la extensión que requiere.

viernes, 1 de julio de 2011

Dealbate Latonam et rumpite libros

¡Blanquea a Latona y rompe tus libros! Es un consejo de incalculable valor que nos da Michael Maier en su Atalanta Fugiens, una de las primeras obras interactivas de la historia (fue publicada en 1617), donde este compositor, médico y alquimista nos presenta cincuenta emblemas, con sus descripciones poéticas y cincuenta fugas compuestas ex profeso que las acompañan con originalidad.

 Hoy me estoy refiriendo al emblema número XI, donde un hombre lava a una mujer con mucha concentración, mientras otro deshoja unos libros con amargura en el rostro. La situación parece extraña, pero es un gran consejo que el aspirante a alquimista no debe desoir.

Agua y Tierra


A partir de esta repugnante Agua y de esta vil Tierra, algunos opinan que se puede crear la Piedra Filosofal. Yo eso no lo se, pero sí que se que este Agua incluye un Fuego, y que esta Tierra incluye un Aire dentro de sí, y que tratándola convenientemente se pueden preparar medicinas asombrosas para los Tres Reinos.